Una residencia, no un internado

En las residencias escolares SEK, convivir es creer.

Son muchas las razones por las que un alumno puede necesitar residir en su centro escolar. Para cubrir esa necesidad, puede acudir a los colegios con internado tradicionales, o pueden optar por un concepto diferente, las Residencias Escolares SEK:

Un hogar donde ser uno mismo

La Institución Educativa SEK siempre ha entendido la responsabilidad como un reto personal. Por supuesto, en sus residencias escolares hay horarios y normas, pero sobre todo hay un ambiente de diálogo y generosidad, en el que cada uno aprende a respetar las necesidades e intereses de los otros, mientras desarrolla con total libertad sus propias pasiones: el estudio, el deporte, las artes, la cultura… todo tiene cabida en la vida de la residencia.

Imagen

Unos programas más allá del curriculum académico

En los internados convencionales, los alumnos suelen recibir el mismo contenido académico que los alumnos externos. Pero en las Residencias Escolares SEK, pueden aprovechar su condición de residentes para cursar programas que les conviertan en grandes deportistas, en estudiantes brillantes o simplemente en alumnos con un mejor expediente académico.

Imagen

Una comunidad de aprendizaje internacional

Las Residencias Escolares de los Colegios SEK reúnen a estudiantes de distintas nacionalidades, generando un clima de convivencia multicultural, multilingüe, abierto y tolerante. Los profesores forman parte de la comunidad, fomentando el debate y el pensamiento crítico de los alumnos, y ofreciéndoles el apoyo académico y humano propio de unos profesionales que sienten auténtica pasión por la enseñanza.

Imagen